Un mérito más. ¡Porque GSA somos todos!